Técnica de la venoclisis

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre la venoclisis técnica. Para que esta forma logres canalizar la vena de tu paciente con éxito.

Paso a paso: técnica de la venoclisis

Lo primero que debes hacer es llevar contigo todos los materiales que necesitas para hacer el procedimiento. No querrás insertar la aguja y darte cuenta que te falta algún elemento. Porque en ese momento ya no hay vuelta atrás.

Un truco importante, en especial si estás comenzando, es llevar en tu bandeja un par de catéteres de diversos tamaños.

Así, si al evaluar a tu paciente te das cuenta que necesitas uno más fino no tienes que estar buscando otro, ya lo tienes contigo. Esto te hará parecer mucho más experimentado.

Lava muy bien tus manos, con la técnica correcta antes de dirigirte hacia el paciente.

Ahora sí, comencemos con el paso a paso:

Prepara el sistema de infusión

Lo primero que harás será purgar el macro o micro gotero y preparar la solución que vas a pasar de forma endovenosa. Para eso:

  • Abre el sello de seguridad de la solución.
  • Luego abre el macro gotero o microgotero e inserta el vástago en el tapón de la solución.
  • Retira la tapa de adaptador del macrogotero.
  • Deja que la cámara de goteo se llene hasta la mitad y abre la rosca para que el líquido fluya por el tubo.
  • Cuando estés seguro que no quedan burbujas de aire en el sistema puedes cerrar la rosca y colocarle la tapa al adaptador.
  • Reserva en sistema cerca del paciente mientras insertas el catéter.

Coloca el catéter

Ahora, decide donde quieres colocar el catéter, en que brazo y lugar.

  • Coloca el torniquete o lazo hemostático entre 15 y 20 cm por encima del sitio donde pretendes hacer la punción.
  • Pide al paciente que abra y cierre su mano algunos minutos para lograr que la vena se llene de sangre y sea más fácil de palpar y seguir su trayecto.
  • Colócate los guantes estériles.
  • Si ya identificaste la vena, procede a limpiar el área donde harás la punción.
  • La forma correcta de hacer la asepsia es limpiando la piel en círculos. Iniciando en el centro e ir abriendo el círculo poco a poco.
  • Retira la tapa protectora del catéter y prepárate para insertarlo.
  • Coloca el catéter con una inclinación de 30° con respecto a la piel y con el bisel hacia arriba.
  • Fija la vena estirando un poco la piel del paciente.
  • Introduce la aguja lentamente y con precisión siguiendo la dirección de la vena.
  • Cuando notes que se llena de sangre el capuchón es momento de retirar solo un poco el guiador e introducir solamente el catéter de plástico para evitar fisurar la vena.
  • Para evitar que al paciente le sangre todo el brazo puedes levantarlo un poco.
  • Cuando ya esté posicionado el catéter has presión sobre él con tu mano no hábil para mantenerlo fijo.
  • Mientras haces esto, retira el torniquete y toma el adhesivo para fijar el catéter.
  • Conecta la llave de tres vías o la solución que ya tenías preparada.
  • Y como último paso, toma un poco de tela adhesiva y rotula la fecha y hora que se puso el catéter y en otro retazo coloca la solución y medicamento que se está pasando. El primer retazo pégalo al brazo del paciente y el segundo en el envase de la solución.

Esta es la venoclisis técnica, ¿te pareció sencilla?