Los cuidados de enfermería que debes tener

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

No sólo es importante aprenderse la técnica, también conocer los venoclisis cuidados de enfermería. Ya que estos van a ayudar a prevenir o tratar cualquier complicación.

¿Cuáles son los cuidados básicos de enfermería de una venoclisis?

Una vez que la venoclisis está instalada hay que tener ciertos cuidados para evitar complicaciones.

Verificar la medicación y solución que se está administrando

Es importante en la instalación de la venoclisis es colocar un adhesivo en la solución que registre:

  • Datos del paciente como el nombre, identificación y/o cama de hospitalización.
  • Los fármacos que se están pasando.
  • Cuando fue colocada la solución.
  • Y a qué goteo está pasando.

De esta forma, cotejando con la historia clínica es posible verificar que la solución que está conectada en el sistema tenga menos de 24 horas. Así mismo se puede verificar cuáles medicamentos prescritos se están administrando.

El hecho de que la solución tenga menos de 24 horas de haberse colocado ayuda a prevenir infecciones.

Control del goteo

Otro aspecto importante de controlar es el goteo y paso del medicamento. Si el medicamento va muy lento puede no llegar a las concentraciones plasmática esperadas y si va muy rápido puede generar efectos secundarios, entre ellos un sincope.

Además, es posible que en el tubo o directamente en el lumen del catéter se depositen detritus que obstruyan la luz. Y, por lo tanto, ya no hay paso de ningún líquido.

Los profesionales de la enfermería deben estar atentos a este problema y solucionarlo. En ocasiones basta con instilar solución a través del sitio de inyección en Y. Mientras que, otras veces es imposible revertir el problema. En este caso, se necesitará hacer el recambio del catéter, usando otra vena.

Evaluación de la zona de punción

En la zona de punción pueden ocurrir varias complicaciones, por lo que, es primordial que la enfermera de turno verifique el área al menos una vez.

La más temida de todas es la infección de la zona. Debes sospechar de infección de punto de partida el catéter si el paciente tiene fiebre sin foco aparente, y si hay signos de enrojecimiento, dolor, edema y/o secreción en el punto de inserción.

Entre las medidas preventivas para la infección están. Evitar la manipulación del catéter, hacer un recambio del sistema de goteo cada 72 horas, colocar la venoclisis de preferencia en miembros superiores, cambiar el catéter como mínimo de forma semanal en caso de hospitalizaciones largas.

También pueden ocurrir otros problemas en el sitio de punción como lo es la flebitis mecánica, la tromboflebitis y la extravasación.

La primera es una inflamación de la vena punzada por efecto mecánico. Esto se puede prevenir fijando de forma adecuada el catéter a la piel. Y en caso de personas muy activas y niños, colocando una férula que inmovilice el miembro.

Cuando hablamos de tromboflebitis se le suma un coágulo sanguíneo a la inflamación venosa. Esto principalmente sucede por el paso de soluciones irritantes o hipertónicas por la vena. Los enfermeros deben lavar la vena con solución fisiológica luego de pasar un agente muy agresivo por la vía para evitar esta complicación.

Mientras que, la extravasación es el edema que ocurre en el miembro por la perfusión del líquido en el espacio subcutaneo, en vez de la vena. Esto es fácil de diagnosticar y de prevenir. Todo el que realice una venoclisis debe asegurarse de que el catéter está bien posicionado en la vena y no por fuera.

Estos son 3 venoclisis cuidados de enfermería básicos.

 

Leave a Reply